Seguro Médico: Restriciones y recomendaciones


Rate this post

En cuanto a seguros médicos se refiere, no hay vendedor que no aplique la frase «es mejor tenerlo y no necesitarlo que necesitarlo y no tenerlo». Si, es un clásico, pero es verdad. El seguro médico, aunque es una de las protecciones menos olvidadas por los mexicanos, sigue siendo poco contratado. Acá te decimos algunas

Probablemente, más que por falta de dinero, las personas se niegan a contratar un seguro de esta naturaleza por falta de información. Por ello, aquí te mostramos las restricciones más comunes en un seguro médico y te ayudamos con algunas recomendaciones que debes tomar en cuenta al momento de elegir la aseguradora que te proveerá de este servicio.

Primero… Qué es un seguro médico?

Un seguro médico es una protección que te ofrece alguna aseguradora para que, en caso de sufrir algún accidente o enfermedad que estipule tu póliza, puedas gozar de protección ya sea, económica o en especie (atención médica) para sanar.

Existen diversos tipos de seguro médico, entre ellos encontramos:

Restricciones del seguro médico.

Los seguros médicos pueden tener varias restricciones dentro de sus pólizas que, bien pueden dejarte sin el beneficio de sus coberturas, entre ellas se encuentran:

El no pago o pago tardío de la póliza

Si al momento del siniestro resulta que tu póliza no ha sido pagada en su totalidad, en tiempo y forma, la aseguradora tiene el derecho de negarte el servicio por concepto de impago.

Si no se cubre el copago o deducible

El copago es un porcentaje del valor total del servicio que estás solicitando. Por lo general. Una parte  de ese valor, gran parte, en realidad la paga el seguro, pero un mínimo porcentaje debe ser cubierto por ti como concepto de copago o deducible. En caso de no pago, la aseguradora y el hospital o clínica tiene el derecho de negarte el servicio.

 Si la póliza no se renueva correctamente

En ocasiones el seguro se debe renovar cada cierto tiempo, y esta renovación puede ser: automática o presencial. Es importante que, te asegures de que tu renovación sea automática o estés muy pendiente de que en realidad se renueve, ya que, en caso de siniestro, si tu póliza no se encuentra renovada la clínica, hospital y/o Aseguradora podrían negarte el servicio.