Sanea tu vida financiera con Cura Deuda

La tarjeta de crédito es uno de los medios de pago más populares, así como el principal canal de crédito al consumo. Este crédito se otorga  a las personas que cumplen con los requisitos para adquirirlas; dependiendo del nivel de riesgo del solicitante, el emisor asigna a cada cliente una línea de crédito.

Entonces, los tarjetahabientes pueden realizar pagos de bienes y servicios con sus tarjetas de crédito  sin sobrepasar la línea de crédito asignada, bueno, esto sería lo ideal, sin embargo, en ocasiones se rebasa, y se cae en incumplimientos de pago. Problema que, de no corregirse deriva en deudas mayúscula; difíciles de pagar, y de ahí, la fobia hacia las tarjetas de crédito.

Pero, las tarjetas de crédito son nobles de usarse correctamente pues, el crédito otorgado en éstas no tiene garantía y puede  ser utilizada para pagar en todos los comercios que la acepten y al final de un plazo que regularmente es de 30 días, los tarjetahabientes deben pagar al banco, al menos, un monto mínimo exigido para poder seguir usando su línea. En caso de cubrir la totalidad de su deuda, los tarjetahabientes no pagan intereses por el crédito recibido; sin embargo, si sólo efectúan un pago parcial, la deuda acumulada genera intereses. De ahí la importancia de memorizar la fecha de corte y fecha de pago, así se sabrá en qué momento se debe comprar.

Dato

Según datos de Banxico, hasta junio de 2017 las tarjetas de crédito representan el 39.5 por ciento de la cartera del crédito al consumo con un total de 24.9 millones de tarjetas emitidas para personas físicas, con un saldo de crédito de 343.0 miles de millones de pesos.

Cómo ves el manejo de este crédito es sencillo, al menos así se lee, pero en  lo práctico la cosa es distinta y se vuelve un problema mayúsculo para quienes abusaron de su tarjeta de crédito.

¡Auxilio!

La falta de tiempo, de cocimientos, por apatía, por malos hábitos de consumo los mexicanos caen en problemas de endeudamiento que complican su vida cotidiana pues, se cierran la posibilidad de un nuevo crédito, el dinero no alcanza para cubrir gasto corriente; menos para diversión y estár sin salir a distraerse tampoco es sano. Asimismo, los despachos de cobranza también colaboran para que los usuarios se arrepientan de haber usado el crédito, ¡se vuelven insufribles!

Cura Deuda; juntos transformamos la vida de las familias mexicanas

Hace siete años Daniel Carvallo y Javier Ruiz Galindo, co fundadores y co directores de Cura Deuda se dan cuenta de cómo padece un usuario de la banca endeudado y notan que andan en la deriva sin saber a quién recurrir para solucionar su problema de endeudamiento.  Por ello, crean la reparadora de crédito, Cura Deuda. “Cura Deuda ve por el bienestar del deudor. Nuestro objetivo es dar tranquilidad financiera y emocional sin endeudarlos más”, Javier Ruiz Galindo.

La reparación de crédito es una opción para todas las personas que han rebasado su capacidad de pago y, por ello, ya no pueden afrontar el pago de sus deudas. Así pues, Cura Deuda, será tu guía para comenzar a hacer cambios en tus hábitos de consumo y tu intermediario ante las instituciones financieras, ya que negociará las deudas con el objetivo de obtener descuentos que te beneficien al momento de pagar.

El objetivo de la reparadora es que recuperes tu tranquilidad financiera modificando tu estilo de vida sin privarte de cosas, sino ponderando, el querer y el necesitar,  pareciera lo mismo, pero no lo es.

Imagina tu vida sin deudas

 

  • Redes sociales