Robo de autos que aún se están pagando: Así afecta la economía

Sacar un auto a crédito puede ser un gran logro para una persona, pero  hacerlo en un país donde  el índice delictivo y el robo de autos están a la orden del día puede ser un tanto arriesgado.  ¿Qué pasa con las finanzas de quienes compran a crédito y tienen la desgracia de pasar a ser parte de la estadística del robo de autos?

El robo de autos en México

Durante el 2017de 2018, de acuerdo a la AMIS, fueron robados 50 924 unidades, y si contamos con que 2/3 partes de los autos adquiridos en este país son por medio de un financiamiento  podemos deducir que casi 34 000 personas fueron despojadas de un vehículo que quizá aún pagaban.

 ¿Qué pasa con las finanzas de los afectados?

En teoría, sucede lo siguiente:

  • Cuando el auto es robado durante la primera mitad del plazo del crédito

En este caso el dueño deudor será apoyado por su aseguradora con el pago total del valor del vehículo (Aclaremos, no el pago total de su crédito). Dinero con el cual el dueño deberá liquidar a la institución automotriz o financiera el costo total de sus crédito.

  • Cuando el auto es robado durante la segunda mitad del plazo del crédito

En este segundo caso el pago por parte de la aseguradora depende del tipo de seguro que se pague, y la constancia del mismo. Es decir, si el seguro no cubre robo de vehículo, el propietario habrá perdido su auto y deberá pagar su financiamiento.

En caso de contar con un seguro de auto que le cubra robo, la aseguradora pone a su disposición un cheque por el monto total del vehículo, menos el deducible, y con ello el dueño deberá, pagar el restante de su deuda y quizá adquirir un nuevo crédito para adquirir otro vehículo.

Los inconvenientes

Aunque puede parecer muy bueno que la aseguradora te ayude a cubrir el gasto, en la práctica no funciona tal cual.  Veamos por qué:

  • Recuerda que el costo total de tu vehículo si lo adquieres por medio de un financiamiento aumentará entre un 25 al 30% como mínimo. esta cantidad no la cubre la aseguradora, ya que, como tal, no es parte del valor del auto. Entonces… Cuando sufres un robo, la aseguradora te pagará solamente el valor del automóvil y si tu crédito es reciente, significa que seguirás debiendo a la  institución que te prestó el financiamiento una parte del valor total del automóvil.

Por ejemplo, tu automóvil tiene un valor de $190,ooo, por ser parte de un financiamiento este  valor se eleva a $246,000. En caso de que tu auto te sea robado en el primer semestre, tu aseguradora solamente cubrirá el valor del automóvil ( $190,ooo) en caso de deber una cantidad mayor aún, este dinero deberá salir de tu bolsillo.

Aunado a ello, podemos agregar que, pasado un año de la compra el vehículo el 70% de los conductores optan por seguros más económicos sin darle mucha importancia a las coberturas. Muchos de ellos son solamente cubren daños a terceros lo que deja exenta a la aseguradora de pagar gastos por robo de vehículo. En este caso, tú deberás pagar el total a liquidar del financiamiento.

 

 

 

  • Redes sociales