¿Por qué no me autorizan la tarjeta de crédito?


Rate this post

Hoy en día, la utilización de tarjetas de crédito se ha vuelto más común de lo que se piensa, se ha dado paso al pago electrónico en vez del efectivo y esta práctica gana cada vez más impulso. Sin embargo, no todas las entidades bancarias tienen los mismos estándares para poder otorgar una tarjeta de crédito a sus cuentahabientes.

Si alguna vez no te han autorizado una tarjeta de crédito, puede ser por distintos motivos, entre los cuales se encuentran: Un mal historial crediticio, un ingreso menor al solicitado por el banco, no contar con la edad permitida o incluso por no presentar todos los comprobantes necesarios.

Hice varias solicitudes y ninguna pasó

Si has realizado varias solicitudes y ninguna ha sido aceptada, debes analizar los requisitos y solicitar la tarjeta de crédito en alguna entidad en donde si logres cubrirlo, ya que, como antes te lo mencionamos, existen entidades bancarias que son muy selectivas para otorgar su créditos y por lo tanto, el no cubrir con sus requisitos mínimo conllevará que tu solicitud sea rechazada.

Por tal razón, puedes buscar opciones en donde los requisitos sean menores o incluso no limiten la obtención del crédito a un buen historial crediticio o a tus ingresos. La cuestión es buscar cual te conviene más y cubra tus necesidades.

Razones por las cuales no me autorizan la TDC

Algo paradójico en el mundo de los créditos, es que muchos bancos no extienden créditos a personas que nunca los han tenido. Es decir, te niegan una tarjeta de crédito hasta que ya hayas tenido una. Esto puede ser frustrante, pero no desesperes, puedes buscar la obtención de una tarjeta departamental como un primer paso para cubrir este requisito y con ello empieces a tener un historial crediticio, de igual manera, puedes solicitar una tarjeta de crédito al mismo banco en donde tienes tus ahorros o en donde te pagan tu nómina, ya que ellos tendrán un historial contigo y será más sencillo darte un crédito que intentar obtenerlo de otra entidad bancaria.

 Mal o nulo Historial Crediticio

Como ya te comentamos, una de las primeras trabas para la obtención de créditos es la inexistencia en el sistema de crédito, por lo cual, el tratar de obtener un historial con algún préstamo de nómina o una tarjeta departamental, puede ser un buen inicio para forjarse un buen historial.

Por otro lado, si ya contaste con algún crédito o tarjeta de departamental y no has mantenido tus pago al día, puede que tu historial crediticio no sea muy bueno, y por lo tanto poco atractivo para las entidades financieras. Por ello, debes antes que nada, enterarte si has sido notificado en Buró de Crédito con una mala puntación, lo cual, impedirá en muchos casos que te sea otorgado alguna TDC.

No cubre el ingreso mínimo o no se puede comprobar

Por otro lado, y como ya se ha expuesto en un principio, una de las causas más comunes para el rechazo de una solicitud de TDC, es por no contar con un ingreso mínimo requerido por los bancos o no poder comprobar tus ingresos, lo cual pone en duda la liquidez financiera que posees para cubrir los gastos que una TDC pueda generar. Para estos casos, la mejor opción es buscar bancos o entidades financieras que no requieran de dicho requisito y que van generando la confianza mediante préstamos pequeños que van aumentado dependiendo de la misma dinámica de pago, lo que va reflejando tu capacidad financiera y genera confianza en el prestador sobre el cumplimiento de pago de la deuda obtenida.