Pobre de ti, tan lejos del ahorro y tan cerca de las tarjetas de crédito


 Las tarjetas de crédito son una excelente herramienta para adquirir artículos o servicios que sin ella no se podrían adquirir por falta de efectivo en ese momento, sin embargo, deben usarse con responsabilidad y con conocimientos básicos del crédito.

Tienes tache si consideras tu línea de crédito como extensión de tu sueldo pues, no lo es.  Es dinero que te presta el banco y lo tienes que pagar, quizá pienses que estoy hablando de obviedades, pero no lo es, aunque no lo creas.

Con la experiencia que se tiene en la reparadora de crédito Cura Deuda el Director, Javier Ruiz Galindo refiere que, el 40 % de sus clientes caen en problemas de endeudamiento por el mal manejo de su tarjeta de crédito, “Empiezan con una tarjeta, luego el banco les ofrece otra;  la aceptan, y así sucesivamente hasta llegar al punto de no poder pagar ni los mínimos. Entonces, piden un préstamo para el pago de sus tarjetas de crédito y el problema no sólo sigue, sino que aumenta. Simplemente perdieron la noción de cuánto debían”.

Del otro lado de la moneda existen los clientes que pagan el total de sus deudas, como una usuaria de tarjetas de crédito que dio su opinión de cómo usar la tarjeta de crédito en una red social de un medio nacional.

“… la mejor tarjeta depende de ti y tus preferencias, sin embargo en cualquier esquema puedes sacar el mejor provecho si como en este caso te ofrecen cero anualidad a cambio del uso del plástico. Como tip, puedes comprar tu super, gasolina u otros gastos mensuales normales que no salgan de tu presupuesto y liquidarlos de inmediato antes de tu siguiente fecha de pago…(sic)”.

Tú, ¿cómo manejas tus tarjetas de crédito?

¡No ahorro porque no me alcanza!

 Seguramente has escuchado infinidad de veces esa sentencia, o tú mismo las has vociferando en algunas ocasiones, pero ¿qué tan cierto es? en verdad no se ahorra por falta de ingresos o es porque no se lleva la adecuada administración de las finanzas.

Según un estudio realizado en 2017 por la encuestadora Mitofsky, uno de cada tres mexicanos dicen que nunca tienen dinero para ahorrar.

 En una entrada anterior mencioné que tal vez se considere más que un pretexto, sino una realidad y que los ingresos realmente no dan para ahorrar. Simplemente la canasta básica tuvo un incremento de 0.20 % en la primera quincena de febrero, según datos de  Índice Nacional de Precios al Consumidor (INCP) 2018.

Sin duda, es un golpe a la economía familia. Sin embargo, hay gastos innecesarios que se hacen sin analizar lo que te dará la adquisición. Si lo comprado no añade calidad de vida, sino todo lo contrario como: estrés, peleas, mal humor y más endeudamiento, sin duda,  no valió la pena.

Casos reales que llegan a Cura Deuda

Joven de 22 años, sueldo neto mensual $8,000 pesos y una deuda de $500, 000 mil , ¿cómo le haces para llegar a ese punto?

Ella, destinaba el total de su ingresos al pago de sus deudas, sólo cubría mínimos, pero aunado a esa bomba; retiraba efectivo de sus plásticos para pagar otras, es decir, sólo jineteaba el dinero, lo cual es muy caro. Depende del plástico que tengas, pero el porcentaje de comisión que cobran por retirar efectivo de la línea de crédito es entre el 1.5 y 30 por ciento, según el Banco de México.

 Al llegar a la primera llamada de Cura Deuda, el asesor le dijo que tenía un serio problema de endeudamiento pues, las buenas finanzas personales dictan que no debes destinar más del 30 por ciento de los ingresos al pago de deudas, sin duda, ella lo rebasaba. Aún así, se negaba a cancelar las tarjetas de crédito, pero pedía a gritos (es un decir) que se le ayudara a pagar sus deudas porque ya la habían metido en problemas con sus familiares, ¿qué necesidad?

¿Qué te está dejando mantener tus tarjetas de crédito? y ¿qué se te está escapando por no ahorrar?

Todo este rollo va porque es necesario evaluar el costo-beneficio que te está dando eso que estas pagando, porque de no generar ninguno lo ideal es cancelar y ahorrar la cantidad que se destina a eso. A eso me refiero con: diversos seguros, renta de un celular, renovar tu celular por uno nuevo, la pregunta del millón ¿por qué lo haces? Por necesidad o por estatus. ¡Más ropa! ¿la necesitas? Y así podemos agrandar la lista.

¿Cómo quieres vivir?

La  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indicó que para un retiro adecuado se debe ahorrar a partir de los 20 años y durante 40 años consecutivos.

Reflexión: las tarjetas de crédito no son  buenas ni malas, todo depende del uso que les das. Y no hay ahorro pequeño, empieza con poco, pero  no con lo que te sobra porque eso nunca pasará. Recuerda la campaña que lanzó la Consar “10 pesitos al dia”. Busca alternativas sencillas de ahorro.

 

 

Summary
Pobre de ti, tan lejos del ahorro y tan cerca de las tarjetas de crédito
Article Name
Pobre de ti, tan lejos del ahorro y tan cerca de las tarjetas de crédito
Description
 Las tarjetas de crédito son una excelente herramienta para adquirir artículos o servicios que sin ella no se podrían adquirir por falta de efectivo en ese momento, sin embargo, deben usarse con responsabilidad y con conocimientos básicos del crédito.
Author
Publisher Name
Blog de Tú Decide
Publisher Logo