El SAT ¿Puede llevarte a la cárcel?


Rate this post
Muchos temen a los impuestos, si, eso de pagar cada quincena una parte es terrible. Estamos de acuerdo, pero, como ciudadanos estamos en el deber de rendirle cuentas al SAT en gran parte de la vida. Ahora bien, debes saber que a lo que debes huirle no es a los requerimientos que dicta el SAT, sino a las consecuencias de no cumplir con ellos.

¿El SAT podría enviarte a la cárcel? Podría ser que si, vamos a ver en qué situaciones.

¿Qué es la defraudación fiscal?

La defraudación fiscal es definida como la omisión total o parcial de alguna contribución ya sea con uso de engaños a aprovechándose de algún error.  Todos estamos obligados a pagar impuestos cuando de por medio se encuentra el lucro de algún producto o servicio ya sea físico o intelectual.

Entonces, incurres en la defraudación fiscal y estás infringiendo la ley:

  1. En el momento en que dejas de presentar tu declaración mensual y/o anual
  2. Cuando presentas tu Declaración  pero no pagas
  3. Si no sacaste tu RFC pero sí estás recibiendo dinero por tu trabajo

¿Puedo llegar a la cárcel por no respetar las reglas que dicta el SAT

No en todos los casos, porque no se considera un delito grave, pero en el peor de ellos, si puedes ser acreedor a una pena corpórea que incluye la privación de tu libertad.

En los casos más leves, como el olvido del pago de una multa o atrasos en la declaración por más de 3 años, a pesar de que se considera un delito, por no ser grave, en la Ley establece que si te regularizas voluntariamente, a cambio, Hacienda no presentará su querella, o sea no te va a denunciar y perseguir con orden judicial

Pero… recuerda que todo depende de la gravedad del asunto, es decir, ya ya estás defraudando al fisco y se dan cuenta, vas a recibir de primer momento una notificación, de que ya no lo estás haciendo de forma “voluntaria” y posterior a ello se te aplicarán unas multas considerablemente elevadas.

Las sanciones del SAT

Las sanciones que el SAT asigna a sus  contribuyentes se fijan de acuerdo al delito. No vas a ir a  la cárcel si se te olvidó pagar los impuestos de un mes, pero sí podrías ir si ese olvido se prolonga unos 10 años, por ejemplo.

La ley de Hacienda dice que si debes más de   $1,540,350 pesos puedes pasar de tres meses a dos años en la cárcel.

¿Te puedes esconder del SAT?

Pues sí, podrías intentarlo, pero el fisco enviará a buscarte a tu casa hasta encontrarte, serás identificado cuando utilices una tarjeta de crédito, débito o realices alguna operación que no sea en efectivo. Recuerda, las multas e impuestos que no pagaste en vida ni muerto podrás evadirlas.