Diferencia entre meses sin intereses y mensualidades fijas


Rate this post

A partir de octubre iniciamos en México esa época donde todas las tiendas están adornadas por esas frases que a todos nos llevan a comprar. Y es que si es tentador ver el aparador con un “3, 6 y 9 meses sin intereses” o “¡Llévatelo hasta en 6 mensualidades fijas!”. Definitivamente si hace que uno entre por lo menos a ver de qué se trata (Finalmente terminas con el producto empacado y listo para llevar a casa, pero esa es otra historia). Entre las dos frases que te mostramos anteriormente existe una gran diferencia puede ser el detonante entre pagar o no intereses y endeudarte o no. ¿Puedes distinguirla? Aquí te mostramos la diferencia entre meses sin intereses y mensualidades fijas. Dos promociones que suelen ir acompañadas en las vitrinas pero que no son iguales ni en funcionamiento ni en beneficios.

Conoce la diferencia entre meses sin intereses y mensualidades fijas

Seguramente has visto anuncios como estos últimamente:

Bueno, pues estos anuncios tienen la finalidad de beneficiar a dos partes: El vendedor con tu compra y a ti con un mejor esquema de crédito. Sin embargo,  debes saber distinguir las características de ambas promociones para realizar una compra de calidad en la que tú salgas mayormente beneficiado.

Para eso te dejamos las diferencia entre meses sin intereses y mensualidades fijas. Analízalas en cada una de tus compras y elige la opción que más te convenga.

Meses sin intereses:

Este esquema indica que pagarás el precio de producto en su totalidad pero dividida en parcialidades (Según indique la promoción) sin ningún cargo adicional por motivo de interés
Como ejemplo puedes ver lo siguiente:

Cada mes deberás pagar el pago estipulado, en caso de atraso, tu banco te cobrará un interés. En caso contrario, terminarás pagando el costo del artículo tal cual lo viste en tienda. Algunos bancos con este tipo de promociones son: Bancomer y Citibanamex

Mensualidades fijas

Este esquema si implica intereses y por supuesto la amortización del capital. Es decir, entre mayor sea el plazo en que se pague mayor será el costo final del producto. Te dejamos el siguiente ejemplo:

Como puedes ver, al final de cuentas pagarías mensualidades de 1,000 por lo que tu producto te saldría 1,000 pesos más caro que como lo viste en tienda. Este esquema debe aprovecharse sólo cuando en realidad se necesite el producto de forma inmediata y no se pueda liquidar al instante.

Algunas tarjetas de crédito que pueden ofrecerte estos esquemas son Bradescard Suburbia y Santander además de otras tarjetas departamentales.

Nuestra recomendación

a) Trata siempre de pagar de contado o en MSI, de esta forma ahorras dinero y no te expones a una deuda. Descubre aquí como evitar endeudarte con tus tarjetas de crédito.
b) Compra a crédito sólo lo que realmente necesites
c) Evita atrasarte en tus pagos, recuerda que aunque sean compras a meses sin intereses, el atraso en un esquema de estos, te genera una comisión
d) Verifica siempre la tasa de interés y pregunta por las políticas de pago anticipado