Tengo deudas ¿Debo acudir a  una Reparadora de crédito?


 En la actualidad, pagar algunos créditos, dada la cantidad de intereses y comisiones que acarrean suele parecer un tanto difícil, es por eso que muchas persas cuando dejan de pagar por un par de meses ya se sienten ahogados con la deuda y buscan a toda costa liquidarla. Una de las formas en las que puedes liquidar tu deuda es a través de una reparadora de crédito pero no siempre es la forma ideal. Si ha rondado en tu mente la pregunta ¿Debo acudir a una Reparadora de crédito? Más de una vez  y aun no encuentras respuesta, no te preocupes, aquí te decimos qué es una reparadora  y cuál es el momento ideal para solicitar sus servicios.

¿Qué es una Reparadora de crédito?

Una reparadora de crédito es una empresa que funge como un tercero, entre el deudor y la entidad que le ha prestado. Este intermediario  tiene la tarea de ofrecerte  diferentes alternativas para liquidar o renegociar tu deuda con la institución financiera que corresponda.  Entre los servicios que ofrece están:

  • Asesoría legal y/o financiera: Determinan la posibilidad de que se te otorgue un crédito personal para que puedas pagar los créditos que debes y pueden ayudarte con problemas que lleguen a surgir con el departamento de cobranza (Determinan si es legal el cobro por medio de la nómina o si proceden los embargos)
  • Negociación: Se encargan de negociar con bancos, sofoles y sofomes la reestructuración de tu crédito o créditos en uno sólo bajo reglas preestablecidas que se ajusten a tus posibilidades de pago o bien, negocian la posibilidad de una quita bancaria
  • Canalización de llamadas: interceptan las llamadas de cobranza, negocian con los acreedores y evitan  que se te siga llamando a ti

¿Debo acudir a una Reparadora de crédito?

Si preguntas ¿Debo acudir a una Reparadora de crédito?, la primera respuesta que podemos lanzarte es ¡No! No antes de analizar bien tu situación financiera. No todas las deudas ameritan este tipo de salidas. Puedes acudir a una reparadora de crédito cuando necesitas saldar una deuda que te está causando severos problemas como:

¡¡NOTA IMPORTANTE!!

Antes de solicitar  trabajar con una Reparadora de crédito debes saber  que aún con su intervención en tu deuda,  quedará un registro negativo para ti en el Buró de crédito,  y esto  implica que la próxima vez que desees solicitar algún crédito bancario (Cualquiera),  serás tratado como sujeto de riesgo cuando, es decir, será muy difícil que puedan otorgártelo.

Aquí te dejamos una lista de algunas Reparadoras de crédito a las que puedes acudir:

Reparadora de crédito

Monto mínimo de deuda

% Máximo de reducción de deuda Honorario mensual Honorario por liquidación Procedencia de la deuda

$35,000.00 70% 60% 15%   Tarjetas de crédito bancarias, departamentales o créditos vía nómina
$30,000.00 80% 45% 10%  Tarjeta de Crédito, Crédito Empresarial, Préstamo Personal, Crédito Hipotecario y Crédito Automotriz
$200,000.00  Consultar directamente con Reparadora Consultar directamente con Reparadora Consultar directamente con Reparadora  Créditos Personales, Hipotecarios, PyMEs y Tarjetas de Crédito
$30,000.00 70% 50% 10%  Tarjetas de crédito, Prestamos personales y tarjetas departamentales
$35,000.00 85% 45% 12%  Tarjetas de Crédito Bancarias, Tarjetas de Crédito Departamentales, Crédito Personal o de Nómina

TIPS

Si todavía te preguntas ¿Debo acudir a una Reparadora de crédito?, te dejamos unos sencillos TIPS par que tomes en cuenta antes de decidir  solicitar el servicio de una Reparadora de crédito y una vez solicitado el mismo. 

  • Has un recuento de la razón de tu endeudamiento para evitar caer en el mimo error. Determina si en realidad necesitas esta solución
  • Antes de llegar a una Reparadora de crédito trata de llegar a un acuerdo con el banco por tu cuenta
  • Nunca des pagos adelantados a ninguna Reparadora de crédito, puede tratarse de fraude
  • Revisa bien el contrato, penalizaciones, comisiones y costos totales del servicio