Crowlending: invierte diferente


Rate this post

Si ya has invertido en un banco y tus rendimientos han  resultado ser pocos, te sugerimos una forma nueva en la que puedes invertir. ¿Has oído hablar del Crowlending?….  Es la versión más pro del crowdlending,  que se forma de las palabras crowd, que quiere decir multitud, y lending,  que es préstamo, o lo que podríamos traducir como préstamos entre muchas personas.

¿Qué es el Crowlending?

El Crowlending es una forma de inversión donde, a través de una plataforma en internet vas a  poder conocer diversos perfiles de solicitantes de crédito, de entre los cuales podrás elegir el que más te convenza para prestarle tu capital.  Este préstamo te será devuelto en el plazo,  los pagos y con el interés que se establezcan conforme a las reglas de la plataforma o las que establezcas tú con tu prestatario.

Si bien existe un cierto riesgo, tú puedes elegir el perfil de la persona o empresa a la cual le vas a prestar tu capital, es decir, el riesgo lo eliges tú mismo. Actualmente existen plataformas que ofrecen prestar dinero de forma rápida, y segura que también ofrecen espacio para los inversores como es el caso de: piggo, kubo financiero  y doopla.

Los beneficios del Crowlending

Básicamente esta es una nueva forma de inversión donde a diferencia de los bancos puedes obtener los siguientes beneficios:

  • Podrás elegir a las personas o empresas a las que prestas tu dinero
  • Puedes elegir el porcentaje de tu dinero que restas a cada persona o empresa
  • Los plazos son menores en comparación a los plazos pactados con un banco
  • Los rendimientos son significativamente mayores considerando los que se obtienen en el banco por inversiones a plazo o cuentas de ahorro

 P2P y P2B

El fundamento de este tipo de inversión es que el capital que se presta no es de un banco o institución financiera sino de origen privado, y de acuerdo a los fines para los cuales se preste el dinero se puede clasificar en dos:

  1. P2P (Peer to peer)

Este tipo de préstamos va dirigida a otras personas, con plazos que van desde los 30 días hasta los 36 meses. Se caracterizan por ser de montos bajos, o no tan altos, por ejemplo, los montos más altos que se ofrecen en este esquema pueden llegar a financiar un auto, pero no más allá de ello.

Los rendimientos  que se ofrecen son generalmente seguros y más altos que los que se podrían obtener en el banco por el mismo plazo o por la misma cantidad de dinero prestado.  Si los monto son más altos de lo que puedes prestar se puede juntar tu capital con el de alguien más a fin de poder ofrecer el crédito y obtener una ganancia, sin embargo casi no sucede.

  1.  P2B (Peer to business)

Estos préstamos son para los emprendedores o dueños de negocios. Se caracterizan por requerir mayores montos y por ser préstamos compartidos, es decir, para poder cubrir el monto que te solicitan, te debes unir con otros prestamistas.

Estos préstamos son de plazos más largos, que van desde los 12 hasta los 60 meses, y ofrecen rendimientos muy por encima de los préstamos persona a persona y sobre todo muy por encima de lo que ofrecen los bancos.

Como puedes ver, si estás harto de probar la rentabilidad de los bancos y sus inversiones, puede robar esta nueva forma de inversión.  Es práctica y sobre todo cómoda ya que te ofrece la posibilidad de mover tu dinero a través de tu dispositivo móvil o computadora. No estás a expensas de los plazos y elevadas comisiones de los bancos y sobre todo, tú elige a quien prestar y a quien no.