Compras de pánico en el Buen Fin


Ahora que se acerca el tan promocionado Buen Fin 2017, es natural que nos surja esa “necesidad” de correr a la tienda más cercana y aprovechar ese maravilloso 50% que ofrecen. A todos nos ha pasado, sin embargo, muchas de esas ocasiones, este impulso terminan en compras innecesarias, que lo único que logran es enflacar la cartera o aumentar la deuda de la tarjeta de crédito, este tipo de acciones se conocen como compras de pánico, y continuación te hablaremos de ellas.

¿Qué son las compras de pánico?

Son esas compras que hacemos con la única finalidad de prevenir un desabasto o aumento del precio del producto, aun cuando no se sepa si realmente se va utilizar.
Se tiene la creencia que este tipo de compras solo salen a flote cuando se lleva a cabo un acontecimiento que afecta la vida rutinaria social, como el pasado sismo del 19 de septiembre o el alza de la gasolina en enero pasado, donde se genera la especulación de posible desabasto futuro.

No obstante, en la actualidad, hemos pasado a un punto donde este tipo de compras no solo se propicia por desastres naturales o cambios político-económicos, hoy podemos ver desatarse una oleada de pánico en el centro comercial debido a razones de presión social.

¿Qué son las compras de pánico por presión social?

La presión social es definida como el condicionamiento que tiene la sociedad en la formación de la personalidad del individuo, y tiene como consecuencia que este no pueda romper con determinadas prácticas que considera necesarias ya sean negativas o positivas solamente para lograr ser aceptado.

En el caso del Buen Fin 2017, se ha vuelto tendencia salir a comprar/estrenar dado la incesante promoción que se le ha dado al “Fin de semana más barato del año”. Quedarse fuera de este gran acontecimiento, simboliza de alguna forma romper con una norma no establecida, por lo que muchas personas, teniendo o no la necesidad de adquirir productos así como teniendo o no la capacidad de adquirirlos, salen en su búsqueda.

¿Qué esperar de este Buen Fin?

Precisamente, para este fin de semana del 17 al 20 de noviembre, se prevé que al menos el 30% del total de las compras realizadas sean por impulso, o compras de pánico debido a los siguientes puntos:

Exclusividad de los productos

Se piensa que los productos son exclusivos, nuevos lanzamientos, de moda o tendencia (Cuando en realidad no lo son, simplemente se les da mayor publicidad debido a la fecha)

Redes sociales

A raíz del uso casi desmedido de las redes sociales principalmente por parte de la generación Millennial y Z, se tiende a publicar absolutamente todo lo que se realiza, y por moda o tendencia, el integrante de las generaciones que abarcan desde 1985 a la fecha, siente la necesidad de publicar qué hace, cómo lo hace y asegurarse que dichas acciones no salgan de lo que consideran trending topic

Promociones y descuentos

Este punto en especial genera mucha controversia, ya que si bien se ha catalogado como “El fin de semana más barato del año”, resulta ser que no siempre aplica así. Existen otras épocas del año donde determinados productos o servicios son más baratos o tienen más promociones, sin embargo la publicidad que se le ha dado al Buen Fin nos hace creer que es la única fecha en que tal o cual cosa van a estar a un super precio y por temor a no “aprovecharlo” se adquiere

Consejos para este Buen Fin

Nosotros te sugerimos no dejarte llevar por la emoción del momento, ningún trending topic puede pagar tus cuentas bancarias ni una selfie con 10 bolsas en el centro comercial podrá darte la tranquilidad de una compra inteligente. Antes de salir disparado a checar precios y promociones te sugerimos tomes en cuenta los siguientes puntos:

• Determina qué es lo que realmente necesitas comprar y qué es lo que comprarías en caso de presentar un muy buen precio o condiciones financieras en crédito
• Siempre prefiere pagar con dinero que tienes a pagar con tarjeta de crédito, muy a pesar de los MSI o pagos fijos, es te puede llevar al endeudamiento
• Si recuerdas haber visto precios más bajos en otras épocas del año y el producto no te urge, más vale esperar
• No te dejes llevar por la euforia que causa la publicidad, detente, busca, compara, decide y si adquieres algo examina que las condiciones que te ofrecieron se cumplan, si no es así, levanta tu queja en Profeco.